¿Es posible mejorar el sueño en personas con discapacidad intelectual y mayores necesidades de apoyo sin utilizar fármacos sedantes?

 

Las alteraciones del sueño repercuten de forma negativa sobre la conducta y la función cognitiva. Las dificultades más comunes en las personas con discapacidad intelectual son conciliar y mantener el sueño, despertar precoz, somnolencia diurna y alteraciones circadianas (avance y retroceso de fases de sueño).

A su vez, la utilización de fármacos sedantes compromete la arquitectura del sueño afectando el rendimiento cognitivo y conductual diurno, especialmente en personas con graves afectaciones cognitivas. 
La propiocepción se define como el sentido que informa al organismo de la posición de las articulaciones y de los músculos. Se ubica en receptores (órgano tendinoso de Golgi, huso muscular y receptores articulares) que responden al estiramiento o la contracción principalmente aunque también lo hacen a la presión. La propiocepción y la presión profunda son tipos de información sensorial que pueden producir un efecto calmante (Ayres, 1972; Farber, 1982; Knickerbocker, 1980). Ambos estímulos viajan por la espina dorsal a niveles más altos en el tálamo y la formación reticular y luego hasta las áreas sensoriales en el lóbulo parietal de la corteza cerebral.

Nos propusimos evaluar evaluar la eficacia y seguridad de la estimulación propioceptiva profunda mediante la aplicación de mantas de peso sobre la eficiencia del sueño y, consecuentemente evaluar si la estimulación propioceptiva profunda permite reducir la utilización de medicación sedante.

Para ello incluimos a s 63 sujetos con discapacidad intelectual y necesidad de apoyo extenso-generalizado en un estudio observacional prospectivo

 

Para registrar la calidad del sueño se usaron actígrafos, colocados en el tobillo de la persona y como material de estimulación profunda se usaron la manta de estimulación propioceptiva PROTAC-BALL BLANKET .
 Se mantuvieron constantes las condiciones ambientales (luminosidad, temperatura y ruido) y programáticas (actividades, relaciones sociales) durante todas las fases del estudio.

El uso de mantas aumentó la eficiencia del sueño, reduciendo el tiempo de latencia y el número de minutos que se mantuvo despierto durante la noche.

Esta mejoría es más evidente en personas que inicialmente tenían el porcentaje de eficiencia del sueño inferior a 80%.

El uso de mantas de peso ha permitido reducir el tratamiento con fármacos hipnóticos manteniendo la mejoría en la eficiencia del sueño

La estimulación propioceptiva profunda es una solución ecológica eficaz, combinada con otras estrategias, para mejorar los trastornos del sueño en personas con discapacidad severa.

 

poster Protac

Anuncis

0 Responses to “¿Es posible mejorar el sueño en personas con discapacidad intelectual y mayores necesidades de apoyo sin utilizar fármacos sedantes?”



  1. Feu un comentari

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s





%d bloggers like this: